Como es un laboratorio

Como es un laboratorio

Laboratorio de química

Usted está aquí: Home / Tipos de laboratoriosLos laboratorios requieren un profundo conocimiento de las necesidades, propósitos y riesgos específicos asociados a cada uno de ellos. Algunos de estos requisitos son específicos de una industria (por ejemplo, la farmacéutica o la química) o de una actividad (por ejemplo, la fabricación de pequeños volúmenes de productos muy potentes o el trabajo con agentes biológicos).

En los laboratorios de análisis y calidad se comprueba la conformidad de los productos y materiales con las especificaciones y la ausencia de impurezas. Estos laboratorios constituyen un componente esencial dentro de la producción y la cadena de suministro.

La finalidad de los laboratorios y salas de bioseguridad es la contención de los agentes biológicos potencialmente dañinos. La contención se consigue a través de una cuidadosa combinación de métodos, instalaciones y equipos. Los niveles de contención van desde BSL1 hasta el nivel más alto de BSL4.

En las salas blancas, el número de partículas de polvo permitidas por volumen de aire define la clasificación de la sala blanca. Todos los aspectos de los flujos de personas y materiales, los sistemas mecánicos y los acabados de la sala deben ser coherentes entre sí. El diseño y la ingeniería deben seguir la clasificación «ISO 14644-1» – «FED STD 209E» – «BS 5295» o «GMP EU».

Introducción al material y las técnicas de laboratorio

El material de vidrio de laboratorio se refiere a una variedad de equipos utilizados en el trabajo científico, y tradicionalmente hechos de vidrio. El vidrio se puede soplar, doblar, cortar, moldear y dar muchas formas y tamaños, por lo que es habitual en los laboratorios de química, biología y análisis. Muchos laboratorios cuentan con programas de formación para demostrar cómo se utiliza la cristalería y para alertar a los que la utilizan por primera vez sobre los riesgos de seguridad que conlleva su uso.

La historia de la cristalería se remonta a los fenicios, que fundieron obsidiana en las hogueras para fabricar la primera cristalería. La cristalería evolucionó a medida que otras civilizaciones antiguas, como la siria, la egipcia y la romana, perfeccionaron el arte de la fabricación de vidrio. En la Venecia del siglo XVI, el arte de la fabricación de vidrio se perfeccionó hasta el punto de poder realizar formas intrincadas. Un tiempo antes del cambio de siglo, la fabricación de vidrio de laboratorio a partir de cal sodada comenzó en Alemania. La mayor parte de la cristalería de laboratorio se fabricó en Alemania hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Antes de la Primera Guerra Mundial, los productores de vidrio de Estados Unidos tenían dificultades para competir con los fabricantes alemanes de cristalería de laboratorio porque ésta se clasificaba como material educativo y no estaba sujeta a un impuesto de importación. Durante la Primera Guerra Mundial, se cortó el suministro de cristalería de laboratorio a los Estados Unidos.

Vaso de precipitados

Cuando entro en el laboratorio, veo una llama abierta en un mechero Bunsen desatendido. La campana extractora está abierta y una pila de productos químicos explosivos se encuentra en medio del suelo. En un arrebato de abandono diabólico, me quito las gafas de laboratorio y vierto un líquido desconocido en un vaso de precipitados sucio. No te preocupes, es sólo una simulación por ordenador, una de las 70 que produce la empresa danesa Labster, con sede en Copenhague. La experiencia parece un videojuego, pero su objetivo es más serio: complementar, o incluso sustituir, los laboratorios de los estudiantes que no pueden permitirse o acceder a los reales.

Pero además, añade, el mundo virtual permite a todos los estudiantes, independientemente de su acceso al laboratorio real, fracasar varias veces sin coste alguno, probar una variedad ilimitada de variables y procedimientos, y recorrer todo el proceso de la ciencia de una forma más rápida, barata y eficiente que la actual.Es dudoso que los laboratorios virtuales vayan a sustituir por completo el trabajo en el banco real en la formación científica. Pero eso podría no importar. «No se trata de una cosa u otra. No es que los laboratorios virtuales vayan a sustituir a los reales», dice Hamadani. «Pero cuando se utilizan estratégicamente de la manera correcta, pueden mejorar todo tipo de resultados de aprendizaje». Y para quienes no tienen acceso a laboratorios reales, un laboratorio virtual es mejor que n

Tubo de ensayo

Muchos laboratorios presentan riesgos significativos, y la prevención de accidentes de laboratorio requiere un gran cuidado y una vigilancia constante[1][2]. Algunos ejemplos de factores de riesgo son los altos voltajes, las presiones y temperaturas altas y bajas, los productos químicos corrosivos y tóxicos y los vapores químicos, la radiación, el fuego, las explosiones y los riesgos biológicos, incluidos los organismos infecciosos y sus toxinas.

Las medidas de protección contra los accidentes de laboratorio incluyen la formación en materia de seguridad y la aplicación de políticas de seguridad en el laboratorio, la revisión de seguridad de los diseños experimentales, el uso de equipos de protección personal y el uso del sistema de compañeros para las operaciones especialmente arriesgadas.

En muchos países, el trabajo de laboratorio está sujeto a la legislación sobre salud y seguridad. En algunos casos, las actividades de laboratorio también pueden presentar riesgos para la salud ambiental, por ejemplo, el vertido accidental o deliberado de material tóxico o infeccioso desde el laboratorio al medio ambiente.

Los productos químicos peligrosos suponen una amenaza física y/o para la salud de los trabajadores de los laboratorios clínicos, industriales y académicos. Los productos químicos de laboratorio incluyen agentes cancerígenos (carcinógenos), toxinas (por ejemplo, las que afectan al hígado, al riñón y al sistema nervioso), irritantes, corrosivos, sensibilizadores, así como agentes que actúan sobre el sistema sanguíneo o dañan los pulmones, la piel, los ojos o las membranas mucosas[3].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad