Diferencia entre celulas animales y vegetales

Diferencia entre celulas animales y vegetales

La célula animal

Cada célula eucariota tiene una membrana plasmática, citoplasma, un núcleo, ribosomas, mitocondrias, peroxisomas y, en algunos casos, vacuolas; sin embargo, hay algunas diferencias notables entre las células animales y las vegetales. Aunque tanto las células animales como las vegetales tienen centros organizadores de microtúbulos (MTOC), las células animales también tienen centríolos asociados al MTOC: un complejo llamado centrosoma. Las células animales tienen un centrosoma y lisosomas, mientras que las células vegetales no los tienen. Las células vegetales tienen una pared celular, cloroplastos y otros plastos especializados, y una gran vacuola central, mientras que las células animales no.

El centrosoma es un centro organizador de microtúbulos que se encuentra cerca del núcleo de las células animales. Contiene un par de centríolos, dos estructuras perpendiculares entre sí. Cada centríolo es un cilindro de nueve tripletes de microtúbulos. El centrosoma (el orgánulo en el que se originan todos los microtúbulos) se replica antes de que la célula se divida, y los centríolos parecen tener algún papel en la tracción de los cromosomas duplicados hacia los extremos opuestos de la célula en división. Sin embargo, la función exacta de los centriolos en la división celular no está clara, porque las células a las que se les ha eliminado el centrosoma pueden seguir dividiéndose; y las células vegetales, que carecen de centrosomas, son capaces de dividirse.

Envoltura nuclear

Las células animales y las células vegetales se parecen en que ambas son células eucariotas. Estas células tienen un verdadero núcleo, que alberga el ADN y está separado de otras estructuras celulares por una membrana nuclear. Ambos tipos de células tienen procesos de reproducción similares, que incluyen la mitosis y la meiosis. Las células animales y vegetales obtienen la energía que necesitan para crecer y mantener la función celular normal a través del proceso de respiración celular. Estos dos tipos de células también contienen estructuras celulares conocidas como orgánulos, que están especializados para realizar las funciones necesarias para el funcionamiento normal de la célula. Las células animales y vegetales tienen algunos componentes celulares en común, como el núcleo, el complejo de Golgi, el retículo endoplásmico, los ribosomas, las mitocondrias, los peroxisomas, el citoesqueleto y la membrana celular (plasmática). Aunque las células animales y vegetales tienen muchas características comunes, también son diferentes.

De los 20 aminoácidos necesarios para producir proteínas, sólo 10 pueden producirse de forma natural en las células animales. Los demás aminoácidos, denominados esenciales, deben adquirirse a través de la dieta. Las plantas son capaces de sintetizar los 20 aminoácidos.

El aparato de golgi

A estas alturas, ya sabes que cada célula eucariota tiene una membrana plasmática, citoplasma, un núcleo, ribosomas, mitocondrias, peroxisomas y, en algunas, vacuolas, pero hay algunas diferencias llamativas entre las células animales y las vegetales. Aunque tanto las células animales como las vegetales tienen centros organizadores de microtúbulos (MTOC), las células animales también tienen centríolos asociados al MTOC: un complejo llamado centrosoma. Las células animales tienen un centrosoma y lisosomas, mientras que las células vegetales no los tienen. Las células vegetales tienen una pared celular, cloroplastos y otros plastos especializados, y una gran vacuola central, mientras que las células animales no.

10 diferencias entre las células vegetales y las animales

Llegados a este punto, debe quedar claro que las células eucariotas tienen una estructura más compleja que las procariotas. Los orgánulos permiten que se realicen varias funciones en la célula al mismo tiempo.  A pesar de sus similitudes fundamentales, existen algunas diferencias notables entre las células animales y las vegetales (véase la figura 1).

Las células animales tienen centrosomas (o un par de centriolos) y lisosomas, mientras que las células vegetales no los tienen. Las células vegetales tienen una pared celular, cloroplastos, plasmodesmos y plastos de almacenamiento, así como una gran vacuola central, mientras que las células animales no la tienen.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad