Como cambiar un embrague

Como cambiar un embrague

cambio de embrague cerca de mí

Si conduces un coche manual, estarás familiarizado con el embrague. Los embragues son dispositivos útiles que tienen dos ejes giratorios. En un embrague, uno de los ejes suele ser accionado por un motor o una polea, y el otro eje acciona otro dispositivo. El embrague conecta los dos ejes para que puedan bloquearse y girar a la misma velocidad o desacoplarse y girar a velocidades diferentes.

Desgraciadamente, no hay un tiempo establecido ni un punto de kilometraje en el que tengas que cambiar el embrague de tu coche, ya que todo va a depender de tu estilo de conducción, de la antigüedad de tu coche, etc.

Puede que pienses que tu embrague está bien, especialmente si sólo conduces tu coche por tu ciudad. Sin embargo, si paras y arrancas mucho, esto podría desgastar tu embrague más que los conductores que pasan más tiempo viajando por autopistas.

El momento adecuado para cambiar el embrague es cuando se empieza a notar una diferencia en la conducción. La única forma de saberlo es escuchando y prestando atención a los sonidos que hace tu coche y a su conducción.

cómo funciona el embrague

El disco de embrague es el dispositivo mecánico que permite cambiar de marcha en una transmisión manual y, con el tiempo, puede desgastarse. Si notas que a tu coche le cuesta cambiar de marcha, que tu vehículo vibra o que no cambia de marcha en absoluto cuando cambias de marcha, puede ser el momento de sustituir el disco de embrague. Si usted es un mecánico experimentado, puede ser capaz de manejar el trabajo usted mismo, pero es posible que desee tomar su vehículo a un taller de reparación de automóviles para asegurarse de que se hace bien. Para ayudarte, hemos respondido a algunas preguntas comunes sobre lo que se necesita para colocar un nuevo disco de embrague en su lugar.

disco de embrague

El embrague es el alma de tu coche. Sin él, el motor no tiene forma de distribuir su potencia a las ruedas, y sin la potencia que va a las ruedas, sólo vas a estar sentado haciendo mucho ruido.

Puedes obtener resultados similares de falta de impulso cuando tu embrague se desgasta. Y cuando lo haga, te preguntarás por qué el taller te ha hecho un presupuesto desorbitado. Al igual que cuando hablamos del fallo de la junta de culata, la razón es sencilla: cambiar el embrague es un trabajo importante.

El embrague toma la potencia del motor y la transmite a la caja de cambios, que a su vez la transmite a las ruedas. Es un trabajo muy estresante, sobre todo si tenemos en cuenta que, incluso al ralentí, el motor y, por consiguiente, el volante de inercia -la parte a la que se agarra el embrague- están girando a 1.000 rpm.

Aun así, si levantas el pie del pedal del embrague, el disco de embrague se remangará y se agarrará al volante que está girando. Y lo hará a todas las velocidades, mientras usted conduce alegremente.

El embrague está sometido a un gran desgaste, que puede verse agravado por tu estilo de conducción. Cuando tu pie no pisa el pedal del embrague, o cuando lo pisas a fondo, es cuando el embrague está más contento. Está sujeto entre el motor y la caja de cambios o girando libremente, respectivamente.

ubicación del plato de presión del embrague

La sustitución del embrague se puede realizar en casa utilizando soportes para elevar el vehículo y un gato de carretilla para retirar la caja de cambios. Se recomienda encarecidamente una herramienta de alineación de embragues, ya que de lo contrario podría perder mucho tiempo intentando alinear el plato de embrague y el estriado del eje de entrada. Tardarás entre 5 y 6 horas en completar el trabajo.

Los primeros pasos consisten en desconectar la batería, desatornillar la palanca de cambios dentro del habitáculo (dos tornillos) y, con el coche levantado del suelo, soltar el cable del embrague de la palanca de la horquilla dentro del guardapolvo en el lado de la caja de cambios. Hay que aflojar el cable del embrague aflojando las tuercas de ajuste en el cortafuegos del vano motor

Hay que sacar una sección del escape para facilitar el acceso. Los tornillos situados en el escape suelen ser difíciles de quitar debido a la suciedad, el óxido y la constante expansión y contracción del tubo de escape caliente. Un penetrante, como WD40, puede ayudar a aflojar los pernos difíciles.

Con todo fuera del camino, quite el motor de arranque y comience a quitar los pernos de la campana. Algunos pernos pueden ser de difícil acceso y requerir herramientas adicionales, como extensiones largas, juntas giratorias y barras de corte.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad