Como un golf no es un golf

Como un golf no es un golf

el golf no es un juego de capítulos perfectos

El golf requiere una gran cantidad de práctica y compromiso para ser decente en el juego. Todos somos personas ocupadas, así que no digo que tengas que practicar cada segundo de cada día, pero si no dedicas horas, no verás ninguna mejora y no será tan agradable. Ahora es el momento de la autorreflexión. Si está experimentando alguna de estas señales, probablemente no esté jugando lo suficiente al golf:

Normalmente, tener un sólido stock de bolas de golf sería algo bueno, pero también podría ser una señal de que no estás en el campo lo suficiente. Si eres como yo, pierdes al menos una o dos bolas de golf por ronda, así que si no estás perdiendo ninguna, o bien eres un profesional y no deberías estar leyendo esto, o bien necesitas salir al campo y hacer uso de esas bolas de golf.

No todos podemos ser Dustin Johnson o Brooks Koepka, pero si tus puntuaciones se disparan, también lo hace tu hándicap, lo que dificulta seguir el ritmo de tus amigos y jugar de forma competitiva. El golf no es muy divertido cuando haces dobles en casi todos los hoyos y eso no va a cambiar a menos que te levantes y empieces a jugar más.

el golf no es un juego de resumen perfecto

El golf, a diferencia de la mayoría de los juegos de pelota, no puede utilizar ni utiliza un área de juego estandarizada, y enfrentarse a los variados terrenos que se encuentran en los distintos campos es una parte fundamental del juego. El juego en el nivel habitual se juega en un campo con una progresión ordenada de 18 hoyos, aunque los campos recreativos pueden ser más pequeños, a menudo con nueve hoyos. Cada hoyo del campo debe contener un terreno de salida para empezar, y un putting green que contenga el agujero real o copa de 4+1⁄4 pulgadas (11 cm) de diámetro. Hay otras formas estándar de terreno entre ellas, como la calle, el rough (hierba larga), los búnkeres (o «trampas de arena») y diversos peligros (agua, rocas), pero cada hoyo de un campo es único en su disposición y diseño específicos.

El golf se juega por el menor número de golpes de un individuo, conocido como stroke play, o por la menor puntuación en el mayor número de hoyos individuales en una ronda completa por un individuo o equipo, conocido como match play. El juego por golpes es el formato más común en todos los niveles, pero especialmente en el nivel de élite.

el putt fuera de su mente

El golf requiere una gran cantidad de práctica y compromiso para ser decente en el juego. Todos somos personas ocupadas, así que no digo que tengas que practicar cada segundo de cada día, pero si no dedicas horas, no verás ninguna mejora y no será tan agradable. Ahora es el momento de la autorreflexión. Si está experimentando alguna de estas señales, probablemente no esté jugando lo suficiente al golf:

Normalmente, tener un sólido stock de bolas de golf sería algo bueno, pero también podría ser una señal de que no estás en el campo lo suficiente. Si eres como yo, pierdes al menos una o dos bolas de golf por ronda, así que si no estás perdiendo ninguna, o bien eres un profesional y no deberías estar leyendo esto, o bien necesitas salir al campo y hacer uso de esas bolas de golf.

No todos podemos ser Dustin Johnson o Brooks Koepka, pero si tus puntuaciones se disparan, también lo hace tu hándicap, lo que dificulta seguir el ritmo de tus amigos y jugar de forma competitiva. El golf no es muy divertido cuando haces dobles en casi todos los hoyos y eso no va a cambiar a menos que te levantes y empieces a jugar más.

el golf no es un juego perfecto

El golf, a diferencia de la mayoría de los juegos de pelota, no puede utilizar ni utiliza un área de juego estandarizada, y enfrentarse a los variados terrenos que se encuentran en los distintos campos es una parte fundamental del juego. En el nivel habitual, el juego se desarrolla en un campo con una progresión ordenada de 18 hoyos, aunque los campos recreativos pueden ser más pequeños, a menudo con nueve hoyos. Cada hoyo del campo debe contener un terreno de salida para empezar, y un putting green que contenga el agujero real o copa de 4+1⁄4 pulgadas (11 cm) de diámetro. Hay otras formas estándar de terreno entre ellas, como la calle, el rough (hierba larga), los búnkeres (o «trampas de arena») y diversos peligros (agua, rocas), pero cada hoyo de un campo es único en su disposición y diseño específicos.

El golf se juega por el menor número de golpes de un individuo, conocido como stroke play, o por la menor puntuación en el mayor número de hoyos individuales en una ronda completa de un individuo o equipo, conocido como match play. El juego por golpes es el formato más común en todos los niveles, pero especialmente en el nivel de élite.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad