Cómo ayudar a una perrita a parir si no puede

Cómo ayudar a una perrita a parir si no puede

cómo dar a luz a un cachorro de nalgas

El parto, que es como se llama el proceso de nacimiento canino, es un proceso que debe ser manejado por personas con experiencia. Un proceso que debe ser manejado por personas con experiencia, si alguna vez te encuentras con que tienes que supervisar el parto de una camada de cachorros, esto es lo que necesitas saber para asistir.

Prepare el kit necesario cuando se acerque el momento. Después de 64 días aproximadamente, el periodo de gestación ha terminado, ¿qué es la gestación? La gestación es un proceso o periodo que se desarrolla en el interior del vientre materno entre la concepción y el nacimiento, estate atento a algunos de los siguientes signos en tu bola de pelo:

Algunos veterinarios consideran que un descenso de la temperatura corporal es un signo de parto inminente, mientras que otros lo descartan. Los veterinarios que utilizan la temperatura corporal consideran que un descenso de entre 38 y 39 grados centígrados es el indicador de que el parto se producirá en las siguientes 12 horas, mientras que otros no creen que la relación sea tan clara, por lo que los signos anteriores deberían tener prioridad sobre la temperatura corporal.

Es difícil ver si un cachorro respira con normalidad, por lo que si crees que tiene dificultades para respirar, utiliza la pera de aspiración para succionar la boca, la nariz y la garganta del cachorro. Se utiliza para ayudar a despejar las vías respiratorias para que los cachorros empiecen a respirar.

perro que da a luz cachorro atascado

El parto es un momento emocionante, pero también puede ser estresante y aterrador para los propietarios. Es esencial estar preparado para el parto y tener todos los suministros listos. Normalmente, el embarazo de la perra dura 63 días, con alguna ligera variación. Sin embargo, una perra que esté preñada durante más de 66 días no es normal, y hay que ponerse en contacto con el veterinario inmediatamente.

Puede notar varios cambios en su perra que pueden indicar que está cerca de dar a luz. Estos incluyen: un vientre agrandado o caído, pezones agrandados con las tetas llenas, aumento del nerviosismo (paseos, jadeos) junto con un mayor descanso cuando no está paseando.

Cuando la madre empieza a anidar y a mostrar los signos anteriores, debes empezar a prepararte para el parto. Uno de los elementos más importantes es una caja de parto. La caja debe ser lo suficientemente grande para que la perra pueda tumbarse y estirarse cómodamente, pero no tan grande como para que los cachorros puedan perderse en ella. El lateral debe ser lo suficientemente alto para evitar que los cachorros se caigan, pero debe tener una abertura para que la madre pueda salir. También debe haber una lámpara de calor disponible, y colocada fuera de la caja, donde la madre no pueda tocarla. Asegúrate de que sólo una esquina de la caja tenga la lámpara de calor para que, si los cachorros se calientan demasiado, tengan un lugar más fresco al que puedan trasladarse. Otros elementos son toallas/mantas, papel de periódico, alcohol y el número del veterinario de urgencias de tu localidad.

señales de parto inminente

Melanie Fleury lleva escribiendo profesionalmente desde 1995. Ha escrito para varios sitios web educativos, como Edhelper.com, y es la consultora educativa del Knowledge Tree Center for Education. Le gusta crear planes de estudio para niños con diversos estilos de aprendizaje. Fleury tiene un máster en educación especializado en la primera infancia por la Universidad de Ashwood.

Una perra embarazada puede experimentar muchos de los mismos síntomas que una mujer embarazada. A medida que avanza el embarazo, se sienten incómodos con el peso añadido. También pueden tener complicaciones por llevar a los cachorros demasiado tiempo o si los cachorros son demasiado grandes. Muchas veces, los propietarios quieren intentar inducir el parto para evitar esas complicaciones. Aunque es mejor que su perra esté bajo el cuidado de un veterinario autorizado, hay formas de facilitar el parto en casa con remedios caseros totalmente naturales.

Las perras suelen tener cachorros de 58 a 68 días. Si sabe cuándo ha parido su perra, puede saber cuándo debería producirse el parto. No querrá arriesgarse a inducir el parto antes de tiempo. Una radiografía de su perra alrededor de los 45 días será muy útil para confirmar la fecha de parto, así como para comprobar el número de cachorros que tendrá su perra. A continuación, puede empezar a tomar la temperatura rectal de su perra. Antes de que comience el parto, la temperatura suele bajar dos grados.

diagrama del canal de parto del perro

En primer lugar, debe hablar con su veterinario sobre el proceso. Es importante entender los posibles riesgos y ser capaz de identificar los signos de complicaciones. Lo mejor es encontrar de antemano un veterinario que tenga experiencia e interés en la reproducción canina. Lo ideal es que el veterinario haya controlado a su perra durante todo el embarazo. El veterinario le hablará de la preparación y también podrá ayudarle a encontrar los suministros adecuados. También es una buena idea hablar con un criador de perros con experiencia y considerar que esa persona esté presente en el parto.

Una perra preñada suele mostrar signos de anidamiento en las 48 horas siguientes al inicio del parto. Estos signos pueden incluir rascarse en su cama y buscar un lugar seguro para tener a sus cachorros. Debe empezar a tomar la temperatura rectal de su perra una o dos veces al día a medida que se acerca la fecha del parto. La temperatura corporal normal es de unos 100-102 °F. Cuando la temperatura rectal desciende por debajo de 100 °F es una buena señal de que el parto comenzará en unas 24 horas.

Durante la primera fase del parto, su perra comenzará a experimentar contracciones uterinas. También puede empezar a pasearse o escarbar. Muchas perras jadearán o temblarán. Algunas perras incluso vomitan. Todo esto se considera un comportamiento normal y suele durar entre seis y doce horas hasta que el cuello uterino se dilata y la perra está lista para dar a luz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad