Como saber si mi gato tiene garrapatas

Como saber si mi gato tiene garrapatas

Cómo prevenir las garrapatas en los gatos

Si su gato pasa mucho tiempo en el exterior, es probable que tenga una garrapata en algún momento de su vida. Estas pequeñas criaturas se adhieren al cuerpo de su gato y se alimentan durante varios días si no se las quita, por lo que es importante detectarlas lo antes posible para evitar más dolor y molestias, y para evitar que transmitan ciertas enfermedades infecciosas que pueden transmitir.

Si has visto una garrapata en tu gato, puede que te preguntes cómo quitarla sin causar dolor o sin dejar parte de la garrapata, por lo que hemos elaborado una guía útil para decirte cómo quitar una garrapata de un gato de forma segura y adecuada.

Hay dos grupos diferentes de garrapatas a las que hay que prestar atención: las garrapatas duras y las garrapatas blandas. Las garrapatas duras para gatos suelen tener el aspecto de una semilla de girasol; también se reconocen por el escudo duro que se encuentra justo detrás de sus piezas bucales. Las garrapatas duras son el tipo de garrapatas que suele encontrar en su gato.

Las garrapatas blandas son el segundo tipo de grupo de garrapatas. En lugar de parecerse a una semilla, estas garrapatas se parecen a una pasa. Este tipo de garrapatas no suelen encontrarse en los gatos, ya que tienden a alimentarse de otros animales, como pájaros o murciélagos.

Cómo eliminar las garrapatas de los gatos de forma natural

TopCausas de las garrapatas y control de las garrapatas en los gatosLas garrapatas ninfa (adultos jóvenes) y las adultas se adhieren a las briznas de hierba, a la maleza o a otras plantas a ras de suelo. Cuando su gato pasa y roza estas plantas, las garrapatas se trasladan a su pelaje, donde se enganchan a la piel de su gato. Las garrapatas adultas pondrán y eclosionarán huevos, causando una infestación de garrapatas en su gato si no se trata adecuadamente.

Cuando las garrapatas pican a su gato, le transfieren las bacterias o enfermedades infecciosas que puedan portar. La enfermedad más común transmitida por las garrapatas es la enfermedad de Lyme. La mayoría de los gatos tienen una inmunidad relativamente buena frente a la enfermedad de Lyme y no son muy susceptibles. Sin embargo, las garrapatas también pueden ser portadoras de otros patógenos o contagiar a otras mascotas de la familia, o incluso a las personas.TopDiagnóstico de garrapatas y control de garrapatas en gatosEl diagnóstico de la presencia de garrapatas en su gato comenzará con un examen físico exhaustivo. Su veterinario buscará metódicamente en su gato las protuberancias o visualmente los diminutos bichos negros o marrones. Su veterinario prestará especial atención a las zonas del bajo vientre, la barbilla y las patas, ya que son los puntos de fijación preferidos por las garrapatas. Su veterinario también revisará las encías de su gato para confirmar si son de color rosa saludable, o de color blanco pálido, lo que indicaría anemia.

Garrapatas en la cara de los gatos

Las garrapatas son peligrosos artrópodos parásitos que pueden adherirse a la piel de su gato. Las garrapatas son peligrosas porque pueden transmitir enfermedades graves que pueden afectarle tanto a usted como a su gato y, si la infestación es lo suficientemente intensa, puede provocar una grave pérdida de sangre. Es esencial que elimine cualquier garrapata que detecte en la piel de su gato de forma rápida y eficaz para minimizar el daño a su gato.  Si retira la garrapata en las 48 horas siguientes a que se instale en su mascota, se reduce en gran medida el riesgo de transmisión de enfermedades por parte de la garrapata.

Las garrapatas son pequeños arácnidos de ocho patas y forma ovalada cuyo tamaño varía entre 1 milímetro y 1 centímetro de longitud, dependiendo de su etapa vital (adulto frente a ninfa inmadura), de su especie y de su estado de alimentación. Parecen pequeños puntos con un cuerpo redondo y ocho patas que sobresalen. El cuerpo de la garrapata se agranda y oscurece a medida que se alimenta de la sangre de su huésped. Son comunes en las zonas boscosas y en la hierba larga, pero también pueden encontrarse en la maleza, los setos e incluso el césped. Son más comunes durante los meses más cálidos.

Garrapata incrustada en el gato

Si su gato pasa mucho tiempo en el exterior, es probable que tenga una garrapata en algún momento de su vida. Estas pequeñas criaturas se adhieren al cuerpo de su gato y se alimentan durante varios días si no se las quita, por lo que es importante detectarlas lo antes posible para evitar más dolor y molestias, así como para evitar que transmitan ciertas enfermedades infecciosas que pueden transmitir.

Si has visto una garrapata en tu gato, puede que te preguntes cómo quitarla sin causar dolor o sin dejar parte de la garrapata, por lo que hemos elaborado una guía útil para decirte cómo quitar una garrapata de un gato de forma segura y adecuada.

Hay dos grupos diferentes de garrapatas a las que hay que prestar atención: las garrapatas duras y las garrapatas blandas. Las garrapatas duras para gatos suelen tener el aspecto de una semilla de girasol; también se reconocen por el escudo duro que se encuentra justo detrás de sus piezas bucales. Las garrapatas duras son el tipo de garrapatas que suele encontrar en su gato.

Las garrapatas blandas son el segundo tipo de grupo de garrapatas. En lugar de parecerse a una semilla, estas garrapatas se parecen a una pasa. Este tipo de garrapatas no suelen encontrarse en los gatos, ya que tienden a alimentarse de otros animales, como pájaros o murciélagos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad