Gatos con ojos de diferente color

Gatos con ojos de diferente color

Gatos con ojos de diferente color del momento

¿cómo de raro es que un gato tenga dos ojos de distinto color?

Un gato de ojos raros es un gato con un ojo azul y otro verde, amarillo o marrón. Se trata de una forma felina de heterocromía completa,[1][2] una condición que se da en algunos otros animales, incluidos los humanos. También existe la heterocromía parcial, en la que puede haber un ojo azul y otro parcialmente azul y parcialmente de otro color. La condición afecta más comúnmente a los gatos blancos, pero puede encontrarse en un gato de cualquier color, siempre que posea el gen de las manchas blancas[3].

La coloración extraña se produce cuando el gen blanco epistático (dominante) (que enmascara cualquier otro gen de color y hace que el gato sea completamente blanco)[4] o el gen de las manchas blancas (que es el gen responsable de los gatos bicolores y de esmoquin)[5] impide que los gránulos de melanina (pigmento) lleguen a un ojo durante el desarrollo,[3] dando como resultado un gato con un ojo azul y otro verde, amarillo o marrón. Esta afección sólo se da en raras ocasiones en gatos que carecen tanto del gen dominante del blanco como del de las manchas blancas[4].

Al igual que ocurre con otros mamíferos recién nacidos, todos los gatos son de ojos azules cuando son gatitos,[6] y pueden cambiar a medida que el recién nacido envejece. Las diferencias en el color de los ojos de un gatito de ojos raros pueden no ser perceptibles, excepto si se inspeccionan de cerca. Los gatitos de ojos raros tienen un tono de azul diferente en cada ojo. El color de los ojos impares cambia a lo largo de los meses -por ejemplo, de azul a verde a amarillo o de verde a azul a amarillo- hasta alcanzar su color definitivo de adulto.

raza de gato con heterocromía

Un gato de ojos raros es un gato con un ojo azul y otro verde, amarillo o marrón. Se trata de una forma felina de heterocromía completa,[1][2] una condición que se da en algunos otros animales, incluidos los humanos. También existe la heterocromía parcial, en la que puede haber un ojo azul y otro parcialmente azul y parcialmente de otro color. La condición afecta más comúnmente a los gatos blancos, pero puede encontrarse en un gato de cualquier color, siempre que posea el gen de las manchas blancas[3].

La coloración extraña se produce cuando el gen blanco epistático (dominante) (que enmascara cualquier otro gen de color y hace que un gato sea completamente blanco)[4] o el gen de las manchas blancas (que es el gen responsable de los gatos bicolores y de esmoquin)[5] impide que los gránulos de melanina (pigmento) lleguen a un ojo durante el desarrollo,[3] dando como resultado un gato con un ojo azul y otro verde, amarillo o marrón. Esta afección sólo se da en raras ocasiones en gatos que carecen tanto del gen dominante del blanco como del de las manchas blancas[4].

Al igual que ocurre con otros mamíferos recién nacidos, todos los gatos son de ojos azules cuando son gatitos,[6] y pueden cambiar a medida que el recién nacido envejece. Las diferencias en el color de los ojos de un gatito de ojos raros pueden no ser perceptibles, excepto si se inspeccionan de cerca. Los gatitos de ojos raros tienen un tono de azul diferente en cada ojo. El color de los ojos impares cambia a lo largo de los meses -por ejemplo, de azul a verde a amarillo o de verde a azul a amarillo- hasta alcanzar su color definitivo de adulto.

gato con ojos de distinto color precio

Un gato con ojos raros es un gato con un ojo azul y otro verde, amarillo o marrón. Esta es una forma felina de heterocromía completa,[1][2] una condición que ocurre en algunos otros animales, incluyendo a los humanos. También existe la heterocromía parcial, en la que puede haber un ojo azul y otro parcialmente azul y parcialmente de otro color. La condición afecta más comúnmente a los gatos blancos, pero puede encontrarse en un gato de cualquier color, siempre que posea el gen de las manchas blancas[3].

La coloración extraña se produce cuando el gen blanco epistático (dominante) (que enmascara cualquier otro gen de color y hace que el gato sea completamente blanco)[4] o el gen de las manchas blancas (que es el gen responsable de los gatos bicolores y de esmoquin)[5] impide que los gránulos de melanina (pigmento) lleguen a un ojo durante el desarrollo,[3] dando como resultado un gato con un ojo azul y otro verde, amarillo o marrón. Esta afección sólo se da en raras ocasiones en gatos que carecen tanto del gen dominante del blanco como del de las manchas blancas[4].

Al igual que ocurre con otros mamíferos recién nacidos, todos los gatos son de ojos azules cuando son gatitos,[6] y pueden cambiar a medida que el recién nacido envejece. Las diferencias en el color de los ojos de un gatito de ojos raros pueden no ser perceptibles, excepto si se inspeccionan de cerca. Los gatitos de ojos raros tienen un tono de azul diferente en cada ojo. El color de los ojos impares cambia a lo largo de los meses -por ejemplo, de azul a verde a amarillo o de verde a azul a amarillo- hasta alcanzar su color definitivo de adulto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad