Los perros pueden comer miel

Los perros pueden comer miel

¿pueden los perros comer mantequilla de cacahuete con miel?

La miel cruda es una golosina totalmente natural. Se recoge directamente de las colmenas y no se calienta por encima de los 118 grados Fahrenheit por ningún motivo. Contiene polen y, si no se ha colado, puede que incluso queden trozos de cera de abeja. Algunos vendedores o apicultores locales pueden incluso vender su miel cruda con trozos de panal en su interior. La miel tiene muchos usos para los humanos, como endulzar una taza de té, calmar el dolor de garganta o la tos y ayudar a disminuir los síntomas de las alergias estacionales. Pero, ¿puede compartirla con su perro? O, lo que es más importante, ¿debería hacerlo? La respuesta corta es que sí, en pequeñas cantidades la miel cruda tiene muchos de los mismos beneficios para la salud de los perros que para los humanos.

La miel, como cualquier otro carbohidrato simple, puede dar a su mascota un impulso de energía. A medida que los azúcares de la miel se descomponen, su mascota puede recibir una ráfaga de energía. Es un gran estímulo para los perros deportistas antes de correr o para los competidores de agility antes de una sesión de entrenamiento o competición.

La miel cruda puede ayudar a los perros que sufren alergias. Para que sea eficaz, no sólo es necesario que la miel esté cruda, sino también que sea de origen local. Esto se debe a que la miel local contendrá los mismos pólenes que se encuentran en el entorno del perro y, por lo tanto, disminuirá su sensibilidad con el tiempo. Como nota, la miel sólo ayudará con las alergias ambientales como el polen y no con las alergias alimentarias. Si sospecha que su mascota tiene alergias alimentarias, añadir miel no ayudará a disminuir el efecto de esas alergias. Deberá asegurarse de eliminar los alérgenos alimentarios y consultar a su veterinario.

Miel para el malestar estomacal de los perros

Volver al Centro de Ayuda¿Pueden los perros comer miel? Salud y bienestarEscrito por Pure Pet FoodPure Pet Food es una empresa experta en alimentos saludables para perros y ha aparecido en medios de comunicación como la BBC, Good Housekeeping y The Telegraph. Trabajando con profesionales veterinarios y nutricionistas de alto nivel, Pure Pet Food está cambiando la alimentación de los perros para mejor. El Dr. Andrew Miller MRCVSEl Dr. Andrew Miller MRCVS es un veterinario experto que trabaja en este campo desde hace más de 10 años tras graduarse en la Universidad de Bristol. Andy comprueba los datos y escribe para Pure Pet Food mientras trabaja como veterinario a tiempo completo. – Nuestro proceso editorialTodos sabemos que a los osos les encanta la miel, pero a los sabuesos golosos también parece apetecerles lo dulce. Pero, ¿pueden los perros comer miel? Muchos propietarios sienten curiosidad por saber si la miel es segura para los perros, ya que se supone que tiene fantásticas propiedades medicinales. Sin embargo, la miel no es segura para todos los humanos ni para los perros, incluso con sus beneficios. Así que vamos a discutir si los perros pueden comer miel, y por qué podría ser bueno o malo para su perro.

Beneficios de la miel para los perros

La miel es deliciosa, pero ¿es segura para los perros? La respuesta es sí, los perros pueden comer miel cruda. Es uno de los remedios naturales más potentes y versátiles, incluso para nuestros compañeros caninos. La miel está repleta de vitaminas y minerales que ayudan a mantener una salud óptima y, por lo general, su consumo es seguro para los perros, pero hay algunas excepciones que debe conocer.

Consejo profesional: la miel tiene un alto índice glucémico y puede elevar el nivel de azúcar en sangre de su perro a niveles poco saludables. El seguro de mascotas cubre el diagnóstico y el tratamiento de la diabetes siempre que no se considere una enfermedad preexistente.

Si se administra en cantidades moderadas, la miel puede hacer maravillas en la salud de su perro. Este superalimento está repleto de nutrientes cruciales para las funciones corporales saludables y es rico en antioxidantes, vitaminas y minerales. He aquí algunos de los más importantes:

La miel también contiene azúcares como la glucosa y la fructosa y minerales como el zinc, el fosfato, el hierro, el manganeso, el sodio, el cobre, el potasio y el magnesio. Todos estos minerales son beneficiosos para diferentes funciones corporales, como los glóbulos rojos y la producción de colágeno.

Miel para la tos de los perros

La miel cruda es una delicia totalmente natural. Se recoge directamente de las colmenas y no se calienta por encima de los 118 grados Fahrenheit por ningún motivo. Contiene polen y, si no se ha colado, puede que incluso queden trozos de cera de abeja. Algunos vendedores o apicultores locales pueden incluso vender su miel cruda con trozos de panal en su interior. La miel tiene muchos usos para los humanos, como endulzar una taza de té, calmar el dolor de garganta o la tos y ayudar a disminuir los síntomas de las alergias estacionales. Pero, ¿puede compartirla con su perro? O, lo que es más importante, ¿debería hacerlo? La respuesta corta es que sí, en pequeñas cantidades la miel cruda tiene muchos de los mismos beneficios para la salud de los perros que para los humanos.

La miel, como cualquier otro carbohidrato simple, puede dar a su mascota un impulso de energía. A medida que los azúcares de la miel se descomponen, su mascota puede recibir una ráfaga de energía. Es un gran estímulo para los perros deportistas antes de correr o para los competidores de agility antes de una sesión de entrenamiento o competición.

La miel cruda puede ayudar a los perros que sufren alergias. Para que sea eficaz, no sólo es necesario que la miel esté cruda, sino también que sea de origen local. Esto se debe a que la miel local contendrá los mismos pólenes que se encuentran en el entorno del perro y, por lo tanto, disminuirá su sensibilidad con el tiempo. Como nota, la miel sólo ayudará con las alergias ambientales como el polen y no con las alergias alimentarias. Si sospecha que su mascota tiene alergias alimentarias, añadir miel no ayudará a disminuir el efecto de esas alergias. Deberá asegurarse de eliminar los alérgenos alimentarios y consultar a su veterinario.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad