Parametros fisiologicos en perros y gatos

Parametros fisiologicos en perros y gatos

Tabla de signos vitales de los animales

Los perros (Canis familiaris) han sido propuestos como un modelo adecuado para estudiar la evolución de la cognición humana y los procesos cognitivos sociales debido a su adaptación evolutiva al entorno humano y a las habilidades sociocognitivas análogas a las humanas (conductuales: Miklósi y Topál, 2013; mecanismos neurales: Bunford et al., 2017). Teniendo en cuenta que nuestra historia compartida se remonta al menos a 14.000 años (Savolainen et al., 2002; Miklósi, 2008), los perros representan el tema principal de los estudios que se concentran en la relación entre humanos y animales (Hosey y Melfi, 2014).

El vínculo humano-animal se caracteriza por ser una relación mutuamente beneficiosa y dinámica entre las personas y los animales (Hosey y Melfi, 2014) y se han realizado muchos estudios centrados en el efecto de los perros sobre los humanos. Se ha comprobado que adoptar un perro como mascota se asocia a un mejor estado de salud, a un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades cardíacas y a menos visitas al médico. Incluso estar en presencia de un perro tuvo efectos a corto plazo, afectando a indicadores cardiovasculares y psicológicos de excitación (para una revisión, véase Friedmann, 2006). Por otro lado, aún no tenemos mucha información sobre el efecto de los humanos en la dinámica fisiológica y neurobiológica de los perros.

Tpr del gato

Las visitas al veterinario pueden ser extremadamente estresantes para los pacientes felinos, y una serie de parámetros fisiológicos pueden verse afectados como consecuencia de ello.1-4 Cuando se evalúa al paciente felino, es importante determinar qué factores pueden haber sido alterados por el estrés, para poder realizar una evaluación precisa.

Temperatura: En los gatos se ha documentado un aumento de la temperatura rectal sólo por el viaje a la clínica veterinaria. La temperatura debe reevaluarse después de que el gato haya estado en un entorno tranquilo para confirmar la fiebre frente a la hipertermia secundaria al estrés.

Respiración: El aumento de la frecuencia respiratoria en un gato estresado es muy común y puede dificultar la determinación de la respiración normal. El ronroneo también puede parecer un aumento del esfuerzo respiratorio y se recomienda colocar una mano en la garganta para determinar si el gato está ronroneando para evaluar completamente al paciente (los gatos pueden ronronear incluso cuando están estresados y puede que no se oiga ningún ronroneo).

Presión arterial: En los gatos estresados, la «hipertensión de bata blanca» es un fenómeno bien documentado. La determinación de la hipertensión nunca se hace con una sola medición de la presión arterial, a menos que la PA sea >200 mm Hg y/o se observen evidencias de daños en órganos diana (desprendimiento de retina/hemorragia, convulsiones, episodios neurológicos, etc.). Lo más habitual es que se realicen al menos tres mediciones distintas si la presión arterial es dudosa. El método y el entorno en el que se toma la presión arterial son fundamentales para obtener una lectura precisa. Siempre debe realizarse un examen del fondo de ojo. La medición de las tendencias a lo largo del tiempo también es útil para identificar la aparición de la hipertensión en pacientes con enfermedades predisponentes.

El tpr normal de los perros y los gatos

Los perros (Canis familiaris) han sido propuestos como un modelo adecuado para estudiar la evolución de la cognición humana y los procesos cognitivos sociales debido a su adaptación evolutiva al entorno humano y a las habilidades sociocognitivas análogas a las humanas (conductuales: Miklósi y Topál, 2013; mecanismos neurales: Bunford et al., 2017). Teniendo en cuenta que nuestra historia compartida se remonta al menos a 14.000 años (Savolainen et al., 2002; Miklósi, 2008), los perros representan el tema principal de los estudios que se concentran en la relación entre humanos y animales (Hosey y Melfi, 2014).

El vínculo humano-animal se caracteriza por ser una relación mutuamente beneficiosa y dinámica entre las personas y los animales (Hosey y Melfi, 2014) y se han realizado muchos estudios centrados en el efecto de los perros sobre los humanos. Se ha comprobado que adoptar un perro como mascota se asocia a un mejor estado de salud, a un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades cardíacas y a menos visitas al médico. Incluso estar en presencia de un perro tuvo efectos a corto plazo, afectando a indicadores cardiovasculares y psicológicos de excitación (para una revisión, véase Friedmann, 2006). Por otro lado, aún no tenemos mucha información sobre el efecto de los humanos en la dinámica fisiológica y neurobiológica de los perros.

Cuadro de tpr veterinario

Los perros (Canis familiaris) han sido propuestos como un modelo adecuado para estudiar la evolución de la cognición humana y los procesos cognitivos sociales debido a su adaptación evolutiva al entorno humano y a las habilidades sociocognitivas análogas a las humanas (conductuales: Miklósi y Topál, 2013; mecanismos neurales: Bunford et al., 2017). Teniendo en cuenta que nuestra historia compartida se remonta al menos a 14.000 años (Savolainen et al., 2002; Miklósi, 2008), los perros representan el tema principal de los estudios que se concentran en la relación entre humanos y animales (Hosey y Melfi, 2014).

El vínculo humano-animal se caracteriza por ser una relación mutuamente beneficiosa y dinámica entre las personas y los animales (Hosey y Melfi, 2014) y se han realizado muchos estudios centrados en el efecto de los perros sobre los humanos. Se ha comprobado que adoptar un perro como mascota se asocia a un mejor estado de salud, a un menor riesgo de padecer ciertas enfermedades cardíacas y a menos visitas al médico. Incluso estar en presencia de un perro tuvo efectos a corto plazo, afectando a indicadores cardiovasculares y psicológicos de excitación (para una revisión, véase Friedmann, 2006). Por otro lado, aún no tenemos mucha información sobre el efecto de los humanos en la dinámica fisiológica y neurobiológica de los perros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad