Se les acabo su gordita

qué ocurre cuando se agota el glucógeno

La aparición de la Nutrición Alta en Grasas y Baja en Hidratos de Carbono (HFLC) es radicalmente confrontada por aquellos de nosotros que nos aferramos al enfoque Alto en Hidratos de Carbono y Bajo en Grasas (HCLF). Sin embargo, la evidencia y la sabiduría ya no pueden ser negadas. Este será el mayor cambio de paradigma desde el Objetivo dietético para los estadounidenses de 1977. Sabemos por qué la obesidad y la diabetes se han disparado. La industria alimentaria se está forrando (literalmente). ¿Vas a pasar a la acción?

Desde 1977 el dogma político, de la industria alimentaria y de los organismos de salud ha sido que debemos basar nuestras dietas en granos convenientes y «saludables» – la base de la antigua pirámide alimentaria. Esto fue un experimento político y comercial sobre la humanidad. La industria alimentaria ha dado en el clavo con el «punto de felicidad», una combinación de azúcares, carbohidratos procesados, aceites vegetales y sal casi imposible de resistir. ¡Nos ha hecho engordar!

Nuestra publicación Resilience Insight Sugar, Glycation & Risk explica el problema de los carbohidratos. Este documento le mostrará por qué tendrá que luchar contra 40 años de dogma y una industria alimentaria depredadora para reducir drásticamente su consumo de carbohidratos y aumentar su consumo de grasas. ¡Pruébelo!

cuando se agota la energía de los carbohidratos, ¿de dónde saca el cuerpo más energía?

El azúcar, almacenado en el hígado y los músculos en forma de grandes cadenas denominadas glucógeno, es el principal combustible para un corredor de fondo. Aunque el cuerpo puede quemar grasa directamente para obtener energía, tiende a preferir el glucógeno, ya que es más fácil de quemar. Gran parte de la teoría de que el maratón se acaba a los treinta kilómetros tiene que ver con el hecho de que esto es lo máximo que duran las reservas de glucógeno muscular de una persona media.

En este artículo, vamos a analizar la ciencia del «agotamiento» para que entiendas mejor lo que puede estar ocurriendo y desarrolles una estrategia de nutrición específica que te ayude a correr al máximo el día de la carrera.

Un intrigante enfoque computacional sobre el agotamiento del glucógeno, publicado por Benjamin Rapoport de la Universidad de Harvard en 2010, ilustró que la probabilidad de golpear la pared durante un maratón depende de la cantidad de glucógeno que almacena en sus músculos, la velocidad a la que corre, su estrategia de ritmo, su tamaño corporal y su masa muscular.

Hay una gran interacción entre estas variables -por ejemplo, un ritmo más rápido quema un mayor porcentaje de glucógeno frente a la grasa, pero también le permite cubrir el terreno más rápido-, pero la ventaja de todo esto es que la mayoría de la gente no tiene las reservas de glucógeno para hacer los 26,2 kilómetros de un maratón a un ritmo rápido sin quedarse sin combustible.

¿se pueden quemar carbohidratos caminando?

20% DE DESCUENTO EN TODO POR EL VIERNES NEGRO Nutrición¿Deberías usar carbohidratos o grasa para alimentar el ejercicio de resistencia?Por Andy Blow | 14 Minute ReadSe sabe desde hace tiempo que la ingesta de carbohidratos mejora el rendimiento de la resistencia, principalmente durante eventos que duran más de 45 minutos. Sin embargo, en los últimos años se ha producido una reacción en contra de la ingesta de carbohidratos, junto con la aparición y el aumento de la popularidad del concepto de utilizar la grasa como combustible principal para la resistencia.

Este debate ha abierto una brecha entre los que están decididamente «a favor de los carbohidratos» y los que practican fervientemente las dietas bajas en carbohidratos y altas en grasas (LCHF). Este blog analiza por qué el tema es tan polarizante y qué evidencia actual sugiere que es la mejor práctica para los atletas de resistencia.

El examen químico de la sangre de un grupo de corredores que participaron en el maratón de Boston mostró que el contenido de azúcar al final de la carrera estaba moderadamente disminuido en dos corredores y marcadamente disminuido en cuatro. Además, existía una estrecha correlación entre la condición física del corredor al finalizar la carrera y el nivel de azúcar en sangre.

cómo quemar grasa en lugar de carbohidratos

Seguro que has visto reuniones de atletas antes de una maratón comiendo pasta. Pero hay mucho más que hacer para crear el glucógeno necesario para alimentar un entrenamiento largo, o cualquier entrenamiento. Esto es lo que ocurre cuando te quedas sin esta fuente de energía esencial y cómo puedes evitarlo.

Piensa en tu cuerpo como tu propia refinería de azúcar. Cuando ingieres una comida que contiene carbohidratos, tu sistema digestivo descompone esos azúcares y almidones en glucosa, un azúcar simple que sirve como fuente de energía inmediata. El exceso de glucosa -lo que no se necesita inmediatamente para alimentar el cuerpo- se almacena como glucógeno en un proceso llamado glucogénesis.

El glucógeno se almacena principalmente en los músculos para su uso durante la actividad y en el hígado para alimentar el cerebro y otros órganos. Cuando se necesita glucógeno, el cuerpo lo reconvierte en glucosa. Este proceso se denomina glucogenolisis.

Lo importante es recordar que ambos procesos llevan su tiempo. Por eso no debes hacer ejercicio inmediatamente después de comer: tu cuerpo está centrado en descomponer esa comida. «Dos horas después de la comida es el momento óptimo», dice Richard Peng, MBA, CDE, un fisiólogo del ejercicio clínico y educador de la diabetes con HealthCare Partners Medical Group en Los Ángeles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad