Fases de la demencia senil

Fases de la demencia senil

cronología de las etapas de la demencia vascular

La demencia es un deterioro progresivo de la función cognitiva causado por daños en el cerebro. Con el tiempo, una persona con demencia tendrá cada vez más dificultades de memoria, comprensión, comunicación y razonamiento.

Los profesionales sanitarios suelen hablar de la demencia de una persona en términos de etapas. Esto puede ser útil para comunicarse con la familia u otros proveedores de atención médica en relación con la enfermedad de la persona, y es importante para determinar un plan de atención adecuado.

Es importante tener en cuenta que la demencia progresa a diferentes velocidades para cada persona, y para diferentes tipos de demencia. La forma más conocida de demencia, la enfermedad de Alzheimer, es sólo un tipo específico de demencia, y tiende a tener la progresión más lenta de todos los tipos. Algunos factores que afectan al ritmo de progresión son:

Hay algunos sistemas diferentes que se utilizan para clasificar la demencia: en el más básico está la temprana, la moderada y la final. Muchos proveedores utilizan el sistema desarrollado por el Dr. Barry Reisberg de la Universidad de Nueva York que incluye 7 etapas. La escala de Reisberg también se conoce como GDS (Global Deterioration Scale for Assessment of Primary Degenerative Dementia). Esta escala se centra principalmente en las capacidades cognitivas.

etapas de la demencia esperanza de vida

Aunque los primeros signos varían, los primeros síntomas comunes de la demencia son: A veces, las personas no reconocen que estos síntomas indican que algo va mal. Pueden asumir erróneamente que ese comportamiento es parte normal del proceso de envejecimiento. Los síntomas también pueden desarrollarse gradualmente y pasar desapercibidos durante mucho tiempo. Además, algunas personas pueden negarse a actuar, incluso cuando saben que algo va mal. Diez signos de advertencia de la demencia

Una persona con demencia puede tener dificultades para encontrar el camino a un lugar conocido o sentirse confusa sobre dónde está, o pensar que ha vuelto a una época pasada de su vida. Demencia y problemas de lenguaje

Todo el mundo tiene problemas para encontrar la palabra adecuada a veces, pero una persona con demencia puede olvidar palabras sencillas o sustituirlas por otras inapropiadas, lo que dificulta la comprensión de las frases. También puede tener problemas para entender a los demás. Demencia y cambios en el pensamiento abstracto

Muchas actividades requieren un buen juicio. Cuando esta capacidad se ve afectada por la demencia, la persona puede tener dificultades para tomar decisiones apropiadas, como qué ropa ponerse cuando hace frío. Demencia y poca capacidad espacial Una persona con demencia puede tener dificultades para juzgar la distancia o la dirección cuando conduce un coche. Demencia y extravío de objetos Cualquiera puede extraviar temporalmente una cartera o las llaves. Una persona con demencia puede no saber para qué son las llaves. Demencia y cambios de humor, personalidad o comportamiento Todo el mundo se pone triste o de mal humor de vez en cuando. Una persona con demencia puede tener rápidos cambios de humor, sin razón aparente. Pueden volverse confusos, desconfiados o retraídos. Algunos pueden volverse desinhibidos o más extrovertidos. Demencia y pérdida de iniciativa Es normal cansarse de algunas actividades. La demencia puede hacer que una persona pierda el interés por actividades que antes disfrutaba o que necesite señales que le inciten a participar. Enfermedades con síntomas similares a la demencia

Fases de la demencia senil 2021

S

en qué fase de la demencia se encuentra la ira

La demencia se manifiesta como un conjunto de síntomas relacionados entre sí, que suelen aparecer cuando el cerebro resulta dañado por una lesión o una enfermedad[4]. Los síntomas implican un deterioro progresivo de la memoria, el pensamiento y el comportamiento, que repercute negativamente en la capacidad de la persona para funcionar y llevar a cabo sus actividades cotidianas. Aparte del deterioro de la memoria y la alteración de los patrones de pensamiento, los síntomas más comunes incluyen problemas emocionales, dificultades con el lenguaje y disminución de la motivación. Los síntomas pueden describirse como un proceso continuo en varias etapas[10][a] La demencia no es un trastorno de la conciencia, ya que ésta no suele verse afectada. En última instancia, tiene un efecto significativo sobre el individuo, los cuidadores y las relaciones en general[2][3].

Para diagnosticar una demencia es necesario que se produzca un cambio en el funcionamiento mental habitual de la persona y un deterioro cognitivo mayor que el causado por el envejecimiento normal[12] Varias enfermedades y lesiones cerebrales, como un accidente cerebrovascular, pueden dar lugar a una demencia. Sin embargo, la causa más común es la enfermedad de Alzheimer, un trastorno neurodegenerativo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad