Castillo de olite navarra

Castillo de olite navarra

Vlog olite: palacio de los reyes de navarra de olite

Se levanta dentro del entramado urbano de la ciudad de Olite, en la Zona Media de Navarra, a orillas del río Cidacos y en una zona en la que la montaña da protagonismo a la ribera. Aunque de origen muy anterior, fue durante el reinado de Sancho VII apodado el Fuerte, a principios del siglo XIII, cuando se construyó un primer castillo defensivo en Olite sobre un asentamiento romano, que posteriormente fue mejorado bajo el reinado de Teobaldo I y Teobaldo II, de ahí que este primer recinto sea conocido como Palacio de Teobaldo o Palacio Viejo. En aquella época ya se llamaba Palacio del Rey de Navarra.

La llegada al trono de Carlos III el Noble y su esposa Leonor de Trastámara hizo, a finales del siglo XIV, principios del XV, que este castillo cambiara profundamente y que su aspecto adquiriera una gran belleza y relevancia. Se ampliaron y construyeron nuevas estancias, con salones dorados y varias galerías, torres caprichosas, pajarera, leonera y hermosos jardines donde proliferaban plantas exóticas. Todo ello con un gusto refinado y característico de las residencias reales de la época, convirtiéndose en uno de los palacios más admirados de Europa. Tras la anexión de Navarra al reino de los Reyes Católicos en 1512, el castillo comenzó a ser utilizado como residencia esporádica de virreyes, lo que provocó el inicio de su deterioro que culminó con el incendio que lo destruyó totalmente y que fue ordenado por el guerrillero Espoz y Mina durante la Guerra de la Independencia Española, en 1813, para que las tropas de Napoleón no pudieran fortificarse allí. El conjunto monumental que hoy podemos admirar, formado por el Palacio Viejo y el Palacio Nuevo, se debe a la restauración a la que ha sido sometido desde 1937.

Castillo de olite, navarra-españa 2015

Imagina un pueblo con calles empedradas, casas nobles, galerías medievales y espléndidas iglesias. Imagina a sus gentes charlando, a los comerciantes anunciando sus productos y a los trabajadores trabajando en los campos y viñedos más allá de las murallas. Ahora puede dejar de imaginar, porque esto no es un espejismo. Es un lugar real y lo encontrarás en la Zona Media de Navarra.Se llama Olite y su castillo se llama Palacio Real.Vamos a darte toda la información que necesitas para visitarlo y disfrutar de uno de los castillos más bonitos de España.

Ha llegado el momento de hablar de uno de los castillos más majestuosos que puede encontrar, no sólo en Navarra, sino en todo el país. Y no es sólo nuestra opinión, basta con consultar las críticas en Internet si necesita convencerse de que el Palacio Real de Olite es la madre de todos los palacios.Monumento Nacional desde 1925, la antigua corte de los Reyes de Navarra se instaló en Olite, en uno de los castillos medievales más lujosos de Europa. Se construyó sobre una fortaleza del siglo XIII que, a su vez, se levantó sobre restos romanos.Su peculiar configuración muestra la influencia de la arquitectura francesa y la decoración mudéjar. En el siglo XV, el rey Carlos III «el Noble» se llevó a los artesanos encargados de la obra a Francia y Castilla para conocer los palacios más espléndidos de la época.Esta abundancia económica dio como resultado un extravagante castillo de estilo gótico, basado en torres, habitaciones, galerías, jardines y patios construidos con materiales sólidos y rematados con una profusa decoración.

Olite, casa de los reyes

El Palacio de los Reyes de Navarra de Olite o Palacio Real de Olite es un castillo-palacio en la localidad de Olite, en Navarra, España. Fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra, desde el reinado de Carlos III «el Noble» hasta su conquista por Castilla (1512).

Seguramente no hay rey con un castillo o palacio más hermoso y con tantas habitaciones doradas (…) no se podría decir ni siquiera imaginar lo magnífico y suntuoso que es este palacio (…)- Un viajero alemán del siglo XV escribió sus impresiones en su diario, hoy conservado en el Museo Británico de Londres[1].

Este monumento quedó bastante dañado (excepto la iglesia) en 1813 por un incendio provocado por el general Espoz y Mina durante la invasión francesa napoleónica con el objetivo de que no fuera ocupado por las tropas francesas. Fue restaurado en gran parte a partir de 1937 en obras que duraron 30 años devolviéndole su aspecto original. Sin embargo, se perdió la decoración arquitectónica de su interior y los jardines exteriores.

La fortificación es a la vez castillo y palacio, aunque se construyó más bien como edificio cortesano para cumplir una función militar. Desde el siglo XIII el Castillo de Olite se denominó Palacio del Rey de Navarra.

Olite españa | una ciudad medieval navarra de origen romano

El castillo-palacio de Olite fue la residencia de los reyes y reinas del reino de Navarra hasta su unión con Castilla en el siglo XVI. Fue declarado Monumento Nacional en 1925. Durante los siglos XIII-XV sufrió varias transformaciones, aunque las más importantes tuvieron lugar en la época del rey Carlos III el Noble. El visitante puede iniciar el recorrido en el Palacio Viejo, hoy convertido en Parador de Turismo, y continuar por la iglesia gótica de Santa María y la románica de San Pedro, con su claustro y su torre gótica coronada por un chapitel.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad