El capricho alameda de osuna

El capricho alameda de osuna

Wikipedia

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Parque de El Capricho» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (diciembre de 2016) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Capricho es un parque de Madrid. El nombre capricho significa «locura» en español. Fue creado por María Josefa Pimentel, duquesa de Osuna (1752-1834) en su finca de Alameda de Osuna, que entonces estaba fuera de la ciudad de Madrid. Está ajardinado en estilo dieciochesco con elementos formales y naturalistas.

El diseño del paisaje muestra cierta influencia inglesa. Como es habitual en los jardines continentales de estilo inglés, hay varios elementos que llaman la atención, como la casa del ermitaño y el templo de Baco. Otros elementos son un lago y un laberinto[2].

La duquesa continuó realizando mejoras en los jardines hasta el final de su vida, siendo uno de los últimos elementos un puente de hierro, construido en 1830. Se afirma que este puente peatonal es el primer puente de hierro de España[3].

Caprice spain

One or more Wikipedians are currently working on this article or section. It is possible that because of this there may be content gaps or formatting deficiencies.If you want, you can help and edit, but before making major corrections contact them on their discussion pages or on the article’s page so that we can coordinate the editing.This notice was posted on August 23, 2021.

María Josefa Pimentel, Duchess of Osuna (1752-1834), married to the IX Duke of Osuna, Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pacheco (1755-1807), was one of the most important ladies of the nobility of the time and patron of artists.

Between 1785 and 1789 the first phase of the work was carried out: the interior of the old mansion [1] was remodeled, the lower garden -which would become the Italian giardino-, the pavilion and the swan pond were built.

In 2014, one of the most valuable artistic pieces, the statue of Venus by Juan Adán, was replaced in the central traffic circle of the bee-keeper, although it is actually a replica donated by the collector Alicia Koplowitz, who owns the original work.

El capricho meat

El Capricho Park is a park and green area located in the neighborhood of Alameda de Osuna. It was ordered to be built by the Duchess of Osuna between 1787 and 1839. The duchess died without seeing the park completely finished in 1834. It has an area of 14 hectares. It is one of the few remaining examples of those recreational estates that surrounded Madrid from the end of the 18th century and during the 19th century.

Don Pedro de Alcántara Téllez de Girón, ninth Duke of Osuna, in 1783, bought from the Count of Priego some land with a farmhouse, an orchard and several buildings. The Duke expanded the estate with the acquisition of adjoining land, ordered the planting of the alameda that would give its name to the estate and, in 1787, began the construction of the quadrangular palace with towers at the ends, the work of the architects Machuca and Medina.

Near the palace is the temple of Bacchus, a classical style construction with an oval floor plan, surrounded by twelve Ionic columns and located on a promontory that makes it one of the most romantic spots in the garden.

El capricho león

ATENCIÓN: El Retiro y otros ocho parques de la ciudad (El Capricho, los Jardines de Sabatini, la Rosaleda del Parque del Oeste, Juan Carlos I, Juan Pablo II, la Quinta de Fuente del Berro, la Quinta de los Molinos y la Quinta Torre Arias) pueden cerrar si las condiciones meteorológicas son adversas. En estas ocasiones también se aconseja no visitar la Dehesa de la Villa y el Parque del Oeste, que no tienen puertas y no pueden cerrarse al público.

Construido en 1784 por los Duques de Osuna en las afueras de Madrid, El Capricho es uno de los parques más bellos -y menos conocidos- de la ciudad. Fue frecuentado por artistas, pensadores y toreros del siglo XVIII como el escritor Leandro Fernández de Moratín y el pintor Francisco de Goya. De hecho, Goya pintó El Conjuro, que hoy cuelga en el Museo Lázaro Galdiano, para decorar el Palacio de El Capricho. Con una gran riqueza botánica y maravillosas esculturas, el parque alberga una mansión, un quiosco de música, un laberinto y un pequeño lago.

Tras la muerte de la Duquesa, el parque fue cayendo poco a poco en el abandono y el deterioro, hasta que en 1974 el Ayuntamiento de Madrid lo adquirió y lo devolvió a su antiguo esplendor. Las obras finalizaron en 1999 y el parque se reabrió al público.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad