Como se come el apio

Como se come el apio

El apio significa

El apio es un conjunto de tallos largos, gruesos y jugosos que rodean un corazón central tierno, y su color varía entre el blanco y el verde; cuanto más oscuro es su color, más fuerte es su sabor. Tiene un sabor ligeramente amargo y una textura crujiente y suculenta a la vez, y se consume crudo o cocido.

Los tallos exteriores más duros son los mejores para cocinar: basta con arrancarlos por la base y utilizar un pelador para eliminar los hilos duros. Los tallos interiores, más tiernos, son mejores para comerlos crudos. Córtalos a medida que los necesites, recorta los extremos y lávalos. La parte superior de las hojas se puede utilizar en ensaladas.

Recorte los tallos y las puntas de las hojas y cómalos crudos en una ensalada. Se pueden cocinar como guarnición (10-15 minutos); se pueden cortar en diagonal para hacer salteados (se saltean en 4-6 minutos) o se pueden picar y añadir a sopas y guisos.

Cómo comer apio si no te gusta

Modos de comer apio crudo en la mesa. El apio crudo se sirve generalmente como un crudito que se toma con los dedos, se coloca en un plato de pan y mantequilla y se come con los dedos. Cuando no se dispone de un plato de pan y mantequilla, el apio crudo se coloca en el plato de la cena. No espolvoree sal sobre el apio; en su lugar, coloque el condimento en un lado del plato y sumerja el tallo en él.

Nuestra sección de etiqueta para el descanso de los utensilios cubre las reglas (americanas y continentales) para descansar los utensilios cuando se hace una pausa en la comida, cuando se termina de comer y cuando se pasa la comida

Cómo comer apio al estilo indio

El apio es una planta de pantano de la misma familia que las zanahorias y el perejil. Tiene tallos largos, firmes y fibrosos de color verde pálido y crece en racimos de aproximadamente ocho a diez unidades. Los tallos se estrechan en forma de hojas en la parte superior. Aunque la mayoría de la gente desecha las hojas, también son comestibles. El apio tiene un sabor suave, terroso y ligeramente picante.

Aunque el apio tiene un alto contenido en agua, contiene numerosas vitaminas y minerales, como el potasio y el calcio, que son importantes para la salud del corazón. También contiene folato y vitamina K, ambos necesarios para la formación de glóbulos rojos y la coagulación eficaz de la sangre. El apio es también una buena fuente de compuestos vegetales protectores llamados flavonoides, que tienen efectos antiinflamatorios y protectores sobre el sistema cardiovascular. Las dietas ricas en alimentos fibrosos, como el apio, se asocian a un menor riesgo de enfermedades cardíacas.

El apio es una buena fuente de fibra soluble e insoluble, importante para la función digestiva. Un estudio realizado en 2010 en animales con extracto de apio también sugirió que su contenido en fitonutrientes puede ser beneficioso para la protección de la mucosa digestiva y, en consecuencia, puede proteger contra las úlceras gástricas.

Con qué mojar el apio

El apio es un ingrediente indispensable en cualquier cocina, abrazado por su sabor característico y su versatilidad. A diferencia de la mayoría de las hortalizas, con el apio no se desperdicia nada: todas las partes de la planta son comestibles, incluidos los tallos crujientes, las hojas verdes plumosas, las semillas aromáticas e incluso la raíz bulbosa.

El apio que conocemos hoy es descendiente del apio silvestre, que tiene menos tallos y más hojas. Originario del Mediterráneo, prospera en los pantanos y afluentes de las mareas, donde el agua es salada y el suelo es arenoso. Los italianos domesticaron el apio silvestre en la Edad Media, después de que descubrieran cómo suavizar su sabor amargo cultivándolo en condiciones más frescas y evitando que la luz del sol pusiera los tallos verdes (escaldado).

El apio es una planta tierna y perenne que pertenece a la familia de las umbelíferas, junto con la zanahoria, el hinojo, el perejil y el eneldo. Se cultivan tres tipos de apio para uso culinario, uno por los tallos, otro por las hojas y las semillas, y un tercero por las raíces:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad