Enfermedades transmitidas por animales a humanos

Enfermedades transmitidas por animales a humanos

Enfermedades transmitidas por animales e insectos

Los animales proporcionan muchos beneficios a las personas. Muchas personas interactúan con los animales en su vida diaria, tanto en casa como fuera de ella. Los animales proporcionan alimento, fibra, medios de vida, viajes, deporte, compañía y educación a personas de todo el mundo. Millones de hogares en Estados Unidos tienen uno o más animales de compañía. Podemos entrar en contacto con animales en entornos urbanos o rurales, durante los viajes, al visitar exposiciones de animales o al disfrutar de actividades al aire libre.

Sin embargo, a veces los animales pueden ser portadores de gérmenes nocivos que pueden contagiar a las personas y causarles enfermedades, lo que se conoce como enfermedades zoonóticas o zoonosis. Las enfermedades zoonóticas están causadas por gérmenes nocivos como virus, bacterias, parásitos y hongos. Estos gérmenes pueden causar muchos tipos de enfermedades en las personas y los animales, desde las más leves hasta las más graves, e incluso la muerte. A veces, los animales pueden parecer sanos incluso cuando son portadores de gérmenes que pueden enfermar a las personas, dependiendo de la enfermedad zoonótica.

icono del animal Contacto directo: Entrar en contacto con la saliva, la sangre, la orina, las mucosas, las heces u otros fluidos corporales de un animal infectado. Los ejemplos incluyen acariciar o tocar a los animales, y las mordeduras o arañazos.

Zoonosis

Las enfermedades que se transmiten de forma natural de los animales a las personas se clasifican como zoonosis.Las enfermedades zoonóticas pueden propagarse de muchas maneras, como por ejemplo:Prevención de la propagación de enfermedades animales a las personasPracticar una buena higiene personal, usar ropa protectora, mantener a los animales sanos y llevar a cabo tratamientos preventivos y vacunas cuando sea necesario puede minimizar el riesgo de que algunas enfermedades transmitidas por animales infecten a las personas.Si trabaja con animales o los manipula, debe tomar precauciones para reducir el riesgo de infección.Enfermedades zoonóticas conocidasTambién considere…

Ejemplos de enfermedades zoonóticas

Los animales proporcionan muchos beneficios a las personas. Muchas personas interactúan con los animales en su vida diaria, tanto en casa como fuera de ella. Los animales proporcionan alimento, fibra, medios de vida, viajes, deporte, compañía y educación a personas de todo el mundo. Millones de hogares en Estados Unidos tienen uno o más animales de compañía. Podemos entrar en contacto con animales en entornos urbanos o rurales, durante los viajes, al visitar exposiciones de animales o al disfrutar de actividades al aire libre.

Sin embargo, a veces los animales pueden ser portadores de gérmenes nocivos que pueden contagiar a las personas y causarles enfermedades, lo que se conoce como enfermedades zoonóticas o zoonosis. Las enfermedades zoonóticas están causadas por gérmenes nocivos como virus, bacterias, parásitos y hongos. Estos gérmenes pueden causar muchos tipos de enfermedades en las personas y los animales, desde las más leves hasta las más graves, e incluso la muerte. A veces, los animales pueden parecer sanos incluso cuando son portadores de gérmenes que pueden enfermar a las personas, dependiendo de la enfermedad zoonótica.

icono del animal Contacto directo: Entrar en contacto con la saliva, la sangre, la orina, las mucosas, las heces u otros fluidos corporales de un animal infectado. Los ejemplos incluyen acariciar o tocar a los animales, y las mordeduras o arañazos.

Enfermedades causadas por los animales

El cuidado de los animales de compañía es una gran experiencia de aprendizaje para los niños, ya que les enseña responsabilidad, delicadeza y respeto por otros seres vivos. Al igual que los adultos, los niños pueden beneficiarse de la compañía, el afecto y las relaciones que comparten con sus mascotas.

Pero los animales y las mascotas pueden transmitir infecciones a los humanos, especialmente a los niños. Por eso, si estás pensando en comprar una mascota o ya tienes una, es importante que sepas cómo proteger a tu familia de las infecciones.

Pero las mascotas también son portadoras de ciertas bacterias, virus, parásitos y hongos que pueden causar enfermedades si se transmiten a los humanos. Los humanos contraen estas enfermedades transmitidas por los animales cuando son mordidos o arañados o tienen contacto con los desechos, la saliva o la caspa de un animal.

Estas enfermedades pueden afectar a los humanos de muchas maneras. Son más preocupantes para los niños pequeños, los bebés, las mujeres embarazadas y las personas cuyo sistema inmunitario se ha visto comprometido por una enfermedad. Los bebés y los niños menores de 5 años están en riesgo porque sus sistemas inmunitarios aún se están desarrollando, y algunas infecciones que podrían enfermar levemente a un adulto pueden ser más graves para ellos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad